martes, 12 de marzo de 2019

Como agua para chocolate

Portada del libro

Esta vez el libro nos ha gustado a todas, muchas era la segunda vez que lo leíamos. Otras se han leído también las publicaciones recientes sobre la misma historia, "El diario de Tita" (2016) y "El negro pasado" (2017). Y por supuesto también han visto la película. 
Laura Esquivel
La curiosa historia paralela y muy relacionada con las recetas que en cada momento se preparaban; nos han cautivado por su mezcla se realismo y magia. Un mundo donde las emociones y el estado de ánimo de los personajes transforman la realidad a través de la comida que preparaban y después degustaban. Parece increíble; pero así es. 

La novela hace una crítica a las tradiciones familiares y la rigidez de la sociedad clasista; ejemplo Tita (personaje principal) no podía casarse porque al ser la menor tenía la obligación de cuidar a su madre. Ella se rebela y lucha contra esa tradición absurda; su hermana Rosaura era fiel a las tradiciones familiares; en cambio Gertrudis es la chica liberal y emprendedora.
Laura Esquivel, su autora, plasmó muy bien en la novela la amargama entre tradición, realismo mágico, sociedad liberal que está cambiando... todo a través del hilo conductor de la comida y las recetas que preparaban con tanto esmero.
Esta tarde hemos acompañado esta magnífica historia con un amplio surtido de infusiones; aumentado por las que enviaba  Laura esta mañana. Y para que sea redonda, Houria  nos ha ha llevado una magnífica bandeja de pasteles árabes. Así que hemos pasado una tarde de lo más dulce.
Nos ha faltado poder llevarnos el siguiente libro,  "El trapero del tiempo", del que además tendremos la suerte de que nos visite, Rafael García Maldonado, su autor. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario